Calidad, precio y servicio

Tips

Primero que nada debes saber que al contratar los servicios para el video de boda debes tener una Garantía por Escrito, y tener todo muy claramente detallado.

videografo

No pagues completamente el precio final del vídeo de boda, normalmente debes pagar el 50% y el resto cuando veas el vídeo de boda terminado.

Aprovecha las ofertas y promociones para tu vídeo de boda, estas oportunidades debes contratarlas rápidamente ya que no tienen una larga duración.

Deben generarte toda la confianza que necesitas, además de asesorarte correctamente en todas las preguntas que tengas acerca del vídeo de boda.

Respecto al precio, lo barato en muchas ocasiones sale caro. Ten mucho cuidado con las empresas que siempre tienen precios demasiados bajos, a no ser que solo sea por una oferta o promoción para el vídeo de boda.

Te explicaré brevemente sobre los precios.

En muchas ocasiones los precios pueden variar dependiendo de la época del año y de la calidad de lo que te ofrece el profesional del vídeo de boda.

Está claro que lo que tu deseas es un vídeo de boda realmente profesional e inolvidable. Por eso no debes mirar en el precio, sino en la calidad del vídeo.

Aspectos que debes tener en cuenta para valorar la calidad del vídeo de boda.

Se requieren de varios años de estudios y preparación, y además se deben hacer prácticas en diferentes productoras.

Se necesitan muchas horas de trabajo en vídeos de bodas para conocer el sector.

Después de la grabación del vídeo de boda, el equipo humano de postproducción debe observar cuidadosamente las diferentes fases para un vídeo de boda de alta calidad:

La iluminación, el sonido, los mejores planos, el arreglo y retoque de imágenes, y las bandas sonoras.

Pregunta por el equipo de grabación que utilizarán, así no sepas mucho de cámaras de vídeo, pero toma nota de ello, luego puedes averiguar un poco en internet y/o preguntar en foros.

Muchos estudios fotográficos ofrecen un vídeo de boda, sin saber lo que realmente hay que saber y la experiencia necesaria para realizar éste tipo de trabajo.

Ten cuidado. Y pregunta por muestras de vídeos de bodas realizados.

Que la empresa asuma todo el riesgo, a la hora de cerrar el contrato, será para tí una forma de que están realmente interesados en brindarte el mejor servicio.

Resumiendo:

  • Garantía del vídeo de boda siempre por escrito, claramente detallado.
  • Pagar solamente un porcentaje del total del vídeo, suele ser el 50%.
  • Estar muy atento de las ofertas y promociones.
  • Deben generarte confianza y asesorarte en todo respecto al vídeo de boda.
  • El precio dependerá de la calidad que estés buscando, y de la época del año.
  • Pregunta por muestras de vídeos de bodas y los años de experiencia.

Colores y estilos para vestir las mesas de gala

Para escoger el mantel y en general la decoración de la mesa, te recomendamos que sigas estos consejos para que tengas una idea más clara de lo que va mejor con tu boda.

Antes de escoger el mantel, lo primero que debes hacer es tener claro qué estilo de boda tendrás, y sobre todo si será en el día o en la noche; ya definido, los parámetros de selección están determinados.

Al aire libre y de día: La mantelería adecuada es de colores muy vivos para combinar con la alegría del entorno, como en un hermoso jardín o una quinta.

Formal y de día: Los colores son fuertes y contrastan con la vajilla que suele ser blanca o de un color uniforme.

Elegante y de día: Los colores adecuados son los sobrios como el marfil o hueso, o también azul marino o verde oscuro para hacer contraste, además, se puede agregar un bordado en el mantel o cubre mantel para construir un aura elegante.

Durante la noche: En este caso puedes utilizar una mantelería en blanco, beige, tonos ocres o colores satinados como el dorado. Por supuesto las velas y arreglos con luz y brillos en bases altas son perfectos para la noche.

Mesa formal o de gala: Una mesa elegante puede llevar un mantel de hilo blanco o crudo con algún detalle en encaje o sencillo. Las servillas deben ser del mismo color y la misma tela que el mantel principal o contrastar; por ejemplo, un mantel color crudo con servilletas granates. No olvides los bajo platos que por lo general se usan de acero o plata.

Esperando que estos tips, te hayan sido de utilidad, aquí te proporcionamos un enlace para que puedas ver la galería de los manteles mas solicitados para bodas con Chef Aida Salazar:

http://chefaidasalazar.mx/manteles/

Tendencias 2014 en Vestidos de novia

Este 2014 se caracteriza por bellos vestidos de novia llenos de romanticismo y con un aire vintage.

Veremos vestidos con mucho encaje y brocados. Tonos rosados se presentan este año en los vestidos de novia.

aquí la galería:

a (14) a (13) a (12) a (11) a (8) a (7) a (6) a (5) a (3) a (2) a (1) velo

¿Qué? ¿Es eso posible? ¿Realmente se puede disfrutar de la boda libre de estrés? ¡Sí! Todo es cuestión de organización, enfoque, y actitud.

Tu boda será uno de los eventos más importantes y trascendentales de tu vida, no por la magnitud de la fiesta ni por todos los detalles que saldrán a la perfección, sino por lo que significa: estás uniendo tu vida con la de la persona que amas. Este debe ser el enfoque principal de tu día. Con esto en mente es mucho más fácil enfrentar los retos del día con una actitud positiva y sin perder la calma. Aquí algunos consejitos que te ayudarán a disfrutar de tu día plenamente y con un mínimo de estrés.

1. Planea que todo esté listo una semana antes de la boda.

¡Sí! Ya sea que tú te estés encargando de planear tu boda, o que te hayas apoyado con un coordinador de eventos o una experta en bodas , quieres que para el día de la boda todo esté en su lugar. Esto significa que todas las decisiones importantes ya hayan sido tomadas, todos los detalles ya hayan sido finalizados, y que todo lo que necesitarás está listo y a la mano. Es decir, quieres que cada pieza del rompecabezas de tu boda en su lugar y listo para conectar. Una semana antes, y ya con todo finalizado prepara un compendio que enliste los proveedores de servicio de tu boda con nombres, datos de contacto, y servicios contratados con cada quien. No tiene que ser muy elaborado pero si completo. Esto te facilitará delegar cuando llegue el momento… y si alguien tuviese dudas o si hay algo que aclarar sólo necesitas sacar la lista y ¡ya!

2. El día de la boda delega y permite que otros te ayuden.

Cuando estás planeando un evento tan importante para ti como lo será tu boda es fácil caer en la creencia de que si no lo haces tú no se hará. En parte tienes razón, porque ¿quién tiene mayor interés que tú en que todo salga bien? Pero este tipo de actitud dificultará que puedas disfrutar de tu día. Además no es del todo correcta porque seguramente tus familiares y amigos quieren verte feliz en este día y si algo es importante para ti es probable que sea importante para ellos también. Así que prepárate a delegar. ¡Sí! Lo leíste bien. Delega con inteligencia a las personas correctas y proporcionales las herramientas que necesitarán para ayudarte. Deja que tu cortejo nupcial desempeñe sus funciones y permite que te ayuden con los detallitos que puedan surgir durante el día. Ellos estarán felices de ayudarte y también de ver como tú disfrutas de tu día plenamente y sin preocupaciones.

Importante: Una vez que delegues una responsabilidad o actividad a alguien déjalo ir. Si has dado esta responsabilidad a otra persona es porque confías en ella. No se vale estar preocupada y supervisando. Si delegas delega en pleno. Si sientes que no puedes delegar tareas a familiares o amigos entonces considera contratar un coordinador de bodas aún si sólo es para el día de la boda.

3. Programa las actividades pre-boda con bastante tiempo de sobra.

Peinado, maquillaje, transportación al lugar, fotografías…prográmalo todo con anticipación, sé generosa con el tiempo, y sigue el programa del día. Si has seguido los primeros dos consejos podrás dedicar las horas antes de la boda a prepararte , en pleno sentido de la palabra, a disfrutar tu boda. Aparta tiempo sobrado y suficiente para todas las actividades de preparación que vayas a llevar a cabo. Se generosa con los tiempos pues pueden haber imprevistos y si tienes tiempo de sobra entonces será más fácil conservar la calma y adaptarte a los acontecimientos del día.

4. Consiéntete y cuida de ti.

El día de la boda querrás dejar de lado las minucias y detalles del día y enfocarte en tu bienestar. Si tú estás bien, todo estará bien. Lleva a cabo alguna actividad que te relaje y equilibre como hacer tu rutina de ejercicio usual, meditar, hacer yoga, o simplemente tomar un baño de burbujas. Dedica este tiempo 100% para ti sin interrupciones. Date permiso de disfrutar de la anticipación del día y de todos los sentimientos que esta experiencia trae consigo.

5. Mantén el enfoque en lo importante.

El objetivo de este día es: celebrar el amor que tú y tu pareja sienten el uno por el otro. La ceremonia, la recepción, el banquete, las flores, la decoración, los recuerditos, son todos para ayudarte a compartir esta dicha con familiares y amigos. Recuerda siempre que encontrar a alguien con quien compartir tu vida es ya un maravilloso regalo. Celebrar tu boda, sea cual sea la dimensión del evento, es la forma en que tú y tu pareja comparte este regalo con los demás. Que este sea tu enfoque en el mero día y verás cómo podrás apreciar más todos los aspectos de tu boda.

6. Disfruta y se flexible.

Antes del día de tu boda preocúpate por todos los detalles, da tu mejor esfuerzo en que todo salga como lo deseas en tu boda, se concienzuda a la hora de contratar al fotógrafo , florista , y demás proveedores de servicio. Haz hasta lo imposible por asegurarte que todo salga a la perfección, cuida todos los detalles, y no escatimes en atención y organización. Mientras más organizada y cuidadosa con los detalles hayas sido más fácil será dejar que el día fluya con naturalidad. Deja que las cosas tomen su curso. Tal vez todo salga perfecto, tal vez alguna cosa no salga justo como los planeaste. ¿Sabes qué? No importa. El objetivo el día de tu boda será disfrutar del día y vivir al máximo esta celebración única e irrepetible.

Antes de la boda organiza todo con cuidado, el día de la boda enfócate en lo importante, y mantén una actitud positiva. ¡Vive cada instante de la celebración plenamente! Verás que al final del día lo que más atesorarás serán los recuerdos de haber compartido el amor tan maravilloso entre tu pareja y tú con familiares y amigos. Todo lo demás es, como dicen por ahí, merengue en el pastel.

Tips para elegir tu velo de novia

El velo de novia es tan importante como el vestido, es por tradición que se utilice un tul suave, ya que es una tela ligera, suave, y transparente, lo que propiciará que la novia se pueda cubrir de forma sutil , dando el toque elegante y femenino.

Un velo a la medida define la silueta perfecta para la novia, un velo sin matices armónicos, puede desequilibrar la imagen de la novia.

Cabe destacar que aún con la tradición, no es obligatorio el velo como parte del ajuar, ya que por estilo y/o personalidad de alguna novia, es probable que no lo sienta cómodo y muy vñalido que en ese caso no lo utilice.

velo2
Velo de encaje tipo mantilla
Se recomienda para combinar con un vestido sencillo, y para una novia tradicional.

Velo sencillo
Ideal para un vestido recargado de aplicaciones, para una novia con estilo casual elegante.

Velo cascada
Se recomienda para novias que utilicen vestidos “strapless”, ya que el velo al ser como tipo capa, con una cobertura de cabeza , laterales del rostro, y altura máxima hasta la cintura, armoniza la silueta.

Velo corto
Conocido de igual manera como “blusher”, es ideal para cuando la novia decide ir velada o con la cara cubierta, y la medida va desde los 50 a los 65cm de largo hasta los hombros, se le sugiere a una novia con estilo clásico y/conservador.

Velo medio
Se caracteriza por llegar a la cintura o espalda de la novia, debe medir 75cm de largo, y se recomienda aplicarlo detrás del recogido de la novia, perfecto para una novia con estatura alta, ya que proporciona un corte para armonizar la silueta.

velo3

Velo medio-largo
Su altura por lo general es hasta debajo de la cintura y debe alcanzar el inicio de los dedos, y va desde los 80 hasta los 130 cm de largo.

Velo con tiara
La combinación es ideal para una novia con estilo romántico, y sexy a la vez, se debe cuidar la exageración de aplicaciones, así como tomar en cuenta que si el velo lleva bordado, optar por una tiara sencilla, o viceversa.

Velo con plumas
Se puede utilizar un velo sencillo con plumas de algún color en especial como rosa, rojo, gris, morado, plata, dorado, y hacer contraste con los zapatos, o con alguna cintilla alrededor de la cintura o por debajo del busto, es ideal y recomendable para novias con estilo seductor, o dramático.

Velo mixto
Existe la posibilidad de llevar un velo unido por dos piezas o por una, es sólo cuestión de pedirlo en la casa de novias, si es en dos piezas, llevará cada uno su peineta, y de lo contrario se notará la división para que la novia pueda ir velada durante la misa, y de igual manera con el velo largo o medio, y ya en la recepción podrá dejar sólo el pequeño si así se desea.

 velo1

Por lo general la mayoría de las novias optan por deshacerse del velo durante la recepción, sin embargo algunas lo dejan parte del banquete. En realidad depende del grado de comodidad que experimentes en tus movimientos. Una vez que yate han sacado maravillosas fotos con el velo puedes guardarlo hasta el momento de la víbora de la mar si es que la tienes contemplada.

El peinado dependerá del tipo de rostro de cada novia, y la aplicación del velo también, te recomendamos realices pruebas con diversos velos, y examines frente al espejo como luces, el espejo no miente, el sentimiento quizás si, así que te sugerimos pedir la opinión de un especialista en novias, o un experto en asesoría de imagen, ya que el velo es un complemento que puede marcar la pauta entre armonizar o desequilibrar tu ajuar.

Esperamos que cada una de la opciones presentadas te sean de utilidad para llevar la mejor propuesta para ti. Finalmente recuerda que ese día lucirás bella con velo o sin él, simplemente siendo tú.

Consejos para novias embarazadas

Hasta hace poco lo más habitual entre muchas mujeres que se quedaban embarazadas antes de casarse era esperar al menos unos meses después del parto para celebrar su boda. Sin embargo esta tendencia está cambiando y hoy en día son cada vez más las novias que se animan a dar el sí quiero mientras esperan la llegada de su bebé. Si tú también estás en esta situación y estás planeando celebrar tu boda antes de que llegue el momento del parto toma nota de estos prácticos consejos que hoy te damos en el blog de Primeriti.

La elección del vestido es uno de los temas que más preocupan a la mayoría de las novias. Aunque lo habitual es elegir el vestido y empezar con las pruebas desde al menos unos seis meses antes a la fecha elegida para la ceremonia, si estás embarazada lo mejor es retrasarlo lo máximo posible, ya que no sabes a ciencia cierta cómo va a cambiar tu figura a medida que se acerque la fecha, ni el peso que vas a ganar.

embaa

El tipo de vestido que elijas variará en función del protagonismo que quieras darle a tu embarazo. La comodidad debe ser tu objetivo principal, por lo que los vestidos de corte imperio confeccionados en tejidos ligeros con mucha caída siempre son una buena opción.

Presta especial atención al escote ya que es una de las zonas del cuerpo que más cambios experimentará. Elige la ropa interior adecuada, cómoda pero con buena sujeción, y olvídate de corsés excesivamente ajustados.

Unos zapatos con demasiado tacón pueden convertirse en una verdadera molestia para cualquier novia, y con mucha más razón si estás embarazada y tienes que lidiar con el inconveniente de los pies hinchados. Opta por unas bailarinas o unos zapatos con muy poco tacón. Si la boda es en verano también puedes hacerte con unas cuñas que no tengan demasiada altura.

emba

Celebrar tu boda durante tu embarazo reúne dos de los momentos más importantes de la vida de una mujer, así que sácale partido al reportaje fotográfico con algunas imágenes que inmortalicen ese día tan especial en las que tu barriguita sea la protagonista.

Pero sobre todo nuestro consejo principal es que no te agobies demasiado con los preparativos de la ceremonia. Mejor disfrutar con tranquilidad de una boda más sencilla que estresarse en exceso preparándolo todo.

Consejos para la elección de un padrino

Para los casados, en particular, que en general que se han imaginado y han planificado el día de su boda desde la infancia, los preparativos para el evento pueden ser angustiosos. Por estas razones, la elección de un padrino de honor puede ser un alivio para muchos futuros esposos, ya que es una tarea que ellos se sientan bien respaldados y que tengan la disposición de ser amigos en momentos de frustración. El papel del padrino en particular, es una decisión importante, ya que tradicionalmente los padrinos tienen varias funciones importantes, incluidas la de dar una fiesta de despedida de soltero y hacer un brindis en la recepción de boda.

La decisión de quien debe ser el padrino, es un proceso sorprendentemente difícil para muchos novios. Las dificultades más comunes encontradas en el proceso de elección, es cuando el novio siente que él tiene que elegir entre un hermano y un mejor amigo, y se preocupa de que, independientemente de quien seleccione, los sentimientos de alguien pueden ser heridos. Lo siguiente puede tranquilizar a los novios pues se sabe que es ampliamente entendido que los hermanos sean la primera opción para la elección del padrino, a menos que exista una razón de peso para elegir el mejor amigo en su lugar (por ejemplo, que los dos hermanos no se estén hablando en buenos términos). En situaciones en que el novio tiene muchos hermanos, la situación puede ser más difícil, pero en general al hermano mayor se da preferencia.

En algunas zonas, especialmente en el sur de los Estados Unidos, el novio elige normalmente a su padre como el padrino. Por supuesto, todas estas directrices no son más que sugerencias y tradiciones, la elección final del padrino esta en manos del novio, y es el quien debe escoger a quien quiera.

saltando

Alternativas modernas para un padrino

Una boda moderna, en la que ni la novia, ni el novio se siente terriblemente vinculados a la tradición, y toman decisiones acerca del matrimonio y la fiesta de la boda partiendo de lo que la pareja desee. Al igual que con muchos otros aspectos de la ceremonia, la selección y deberes de los padrinos, son objeto de revisión cuidadosa para muchas parejas. Algunos hombres prefieren no tener un padrino en absoluto, o consideran la totalidad de sus hombres de honor como padrinos, a fin de evitar la connotación de que uno de ellos es mejor que el resto. Otros hombres están eligiendo a sus hermanas y a sus amigas para ser “padrinos y madrinas”.

Para estas parejas, los géneros o títulos de la boda no son pertinentes, siempre y cuando sus seres queridos se reúnan alrededor de ellos para celebrar el día de su matrimonio.

Funciones de un padrino

Hay muchas funciones tradicionales para un padrino, las mas conocidas son brindarla despedida de soltero y dar un brindis a la pareja en la recepción de boda. El brindis del padrino es un discurso: este es un número tradicional de los padrinos, en su mayoría, los discursos desean al nuevo novio y a la novia, total felicidad y la felicidad conyugal. Otras funciones menos conocidas de el padrino tradicionalmente han incluido diversas tareas para que el día de la boda suceda mas fácil para la pareja, como conseguir invitados desde y hacia el aeropuerto, conduciendo a los novios hacia y desde la recepción (en el supuesto de que no hay Limosina, ni se ha sido contratado vehículos con chofer para el día de la boda), la firma de la licencia de matrimonio en calidad de testigo, garantizar que los patronos de honor conozcan sus tareas, durante y después de la boda, y, en general, que ayuden a asegurar que todos disfruten de un buen momento.

Invitaciones de boda

La redacción dependerá de tu gusto personal, y del grado de formalidad de tu boda. De todas maneras, en la actualidad es más común requerir “el placer” en lugar del “honor” de la presencia de tus invitados. Sin embargo, las formalidades varían de país en país, o ciudad, según las costumbres y tradiciones de cada lugar.

Contenido de las invitaciones

En general, podemos decir que toda invitación debería incluir:

- Los nombres de los padres de los novios.
- Los nombres de pila de los novios.
- El lugar de la ceremonia.
- El día, mes y año de la ceremonia de bodas.
- El lugar de la recepción.
- Dirección a la cual los invitados deben enviar la confirmación de su asistencia, y la fecha límite para hacerlo
- Etiqueta de la vestimenta (opcional).

Consideraciones protocolares

- En algunos casos, se realizan dos tipos de invitaciones: una el “anuncio” o “participación” de bodas, dirigido a todas aquellas personas que no invitas a la recepción posterior (por vivir en otro lugar, no tener una relación cercana, etc.), pero a las que deseas avisar del acontecimiento; y otra invitación que incluya el convite a la recepción.
- Las invitaciones deben partir de los anfitriones de la boda. El nombre de la novia debe aparecer antes que el del novio. Tradicionalmente las invitaciones están escritas en tercera persona.
- Si se invita a los niños, debes aclararlo incluyendo sus nombres en la invitación de los padres.
- Es de buena educación enviar invitaciones a los familiares y amigos más cercanos, aunque des por descontada su presencia.
- Incluye en las invitaciones mapas, direcciones y datos de alojamiento que sean de utilidad para los invitados, pero no la lista de regalos. Debes esperar que tus invitados la soliciten.

La situación de los padres

La redacción puede adaptarse si los padres de la novia están divorciados, separados o viudos. Por ejemplo:

- Cuando alguno de los padres es viudo/a: Sr. Juan Blanco/Sra. María Blanco requieren el placer de vuestra presencia…
- Cuando los padres están divorciados: Sr. Juan Blanco y Sra. María Blanco requieren el placer de vuestra presencia…
- Cuando los padres están divorciados, la madre vuelta a casar: Sr. Juan Blanco y Sra. María Gonzalez requieren el placer de vuestra presencia…

La fotografía de la boda es el medio que permitirá que siempre recuerden ese día especial y además que lo compartan con la familia que hagan con el amor de su vida. En este artículo les quiero presentar las fotos de los novios que no pueden faltar en la boda ¿Lo habían pensado?

Todas las fotos de la boda tienen un peso muy importante: los novios arreglándose, los novios con sus familias, las damas y padrinos con los novios, los invitados, los detalles de la recepción de la boda etc.

Sin embargo existen aquellas fotografías que por ningún motivo pueden dejar de ser tomadas durante la boda. Me refiero a las fotos de los novios, al final es su gran día y todo gira al rededor de ellos ¡Tomen nota! Y asegúrense de platicarlo con su fotógrafo.

La foto de los novios que no puede dejar de ser tomada en la boda es cuando el novio ve por primera vez a su mujer vestida de novia. Después de meses de organización y preparación esa foto reflejará el ¡ha llegado el día! en sus caras. Les aseguro que estarán tan nerviosos que agradecerán tener ese momento capturado para revivirlo de manera clara.

En el álbum de la boda debe de haber un apartado especial sobre fotos de los novios con que transmitan emociones: risas, sonrisas, lagrimas, miradas, abrazos, besos, manos entrelazadas etc.

La ceremonia de la boda ofrece momentos perfectos para lograr unas fotos de los noviosincreíbles. Uno de ellos es sin duda el intercambio de votos.

Mientras que el otro es al final de la ceremonia cuando los novios ya son marido y mujer y caminan juntos por el pasillo del lugar tomados de la mano o del brazo.

Finalmente, ya en la recepción del gran día, durante el momento del vals lográn unas fotos de los novios ¡Super románticas!

La Entrada a la Iglesia

Tradicionalmente el sacerdote se acerca a la puerta de la Iglesia para recibir a los Novios, para este momento ya debe estar preparado el cortejo para entrar a la Iglesia, el Sacerdote da su bendición y procede a entrar al templo seguido de los pajes, después las damas y la mamá de la novia con el papá del novio, acto seguido entra el novio con su mamá y por último la novia con su papá.

Es muy importante que recomiendes a todos los miembros del cortejo, que entren pausadamente, que dejen espacio entre cada uno de ellos para que de tal manera se le dé el debido lucimiento, tanto los fotógrafos como los encargados del video, puedan hacer las tomas debidas y correctas.

Es un momento solemne y así se debe celebrar aunque también debe ser muy relajado, ya estás ahí, todo lo que te preocupaba sobre la organización de tu boda ha concluido y es tu turno de disfrutar. Olvídate de tensiones, relájate, sonríe a tus invitados al entrar al altar, despreocúpate de todo.

La novia debe lucirse, caminar recta, pausada y airadamente, es el foco de todas las miradas, el centro de atención, es el momento más espectacular. Puede la novia ir cubierta con un velo y al llegar al altar descubrir su rostro.

La madre del novio le da la bendición a su hijo al llegar al altar, lo mismo que el papá de la novia a su hija. ( En casos en que alguno de los padres de los novios no sobreviva, deben los novios elegir a alguien muy allegado como un familiar muy cercano, un padrino o madrina querida, tíos, hermanos mayores, alguno de los mejores amigos del padre o madre occiso ).